Tarima Maciza Jatoba

75,0095,00

Precios en €/m2

Iva aparte

Piezas individuales machihembradas de madera solida. Colocación sobre rastrel y encoladas por los laterales.

A fin de conservar el color de la madera y que sufra el menor desgaste posible por los efectos climáticos y el paso del tiempo, se aconseja aplicar aceite de teca una vez al año.

Las formas de pago aparecerán al final de la compra y pueden ser mediante:

A. Mercancía Dañada

Si observa que la mercancía está dañada, ábrala delante del transportista y anótelo en el resguardo de entrega. A continuación envíe un email con imágenes digitales y comuníquelo a gestion@maderterraneo.com  dentro de las 24 horas siguientes de haberlo recibido.

B. Producto dañado

Si el embalaje no está dañado pero el producto presenta algún golpe o rotura por el envío, comuníquelo vía correo electrónico dentro del día siguiente (24 h) desde la recepción a gestion@maderterraneo.com. Responderemos a su incidencia en breve para su completa satisfacción.

C. Defectos técnicos

Si observa cualquier defecto del pedido, como por ejemplo:
• Pedido incompleto.
• Tamaño incorrecto.
Comuníquelo vía correo electrónico a gestion@maderterraneo.com junto con las fotografías digitales adjuntas para tramitar devolución.

D. No se considera defecto

No se considera defecto en ningún caso defecto de producto los cambios de tonalidad de la madera ni las fisuras lógicas que se producen tras el secado. Estas pequeñas fisuras nunca llegan a traspasar el grosor total del tronco y por tanto no influyen en la resistencia estructural de la vivienda. Así mismo, la resina, nudos, albura y agujero de polilla muerta  que desprende la madera es algo natural, por lo que tampoco se considera defecto de producto. Tampoco será de aplicación de garantía, si el cliente o un tercero hubiese realizado modificaciones, reparaciones o manipulaciones en los productos suministrados.

    Descripción

    Características:

    • Largos variables
    • Madera maciza
    • Unión con cola
    • Calidad: Primera
    • Acabado: crudo

    Una tarima maciza de madera es un tipo de suelo fabricado con piezas individuales de madera sólida. Estas piezas, también conocidas como tablas o lamas, están hechas de madera natural extraída directamente del tronco de un árbol.

    La característica principal de una tarima maciza es su solidez y durabilidad. Por lo general, estas tablas son más gruesas en comparación con otros tipos de suelos de madera, lo que las hace más resistentes al desgaste y permite la posibilidad de ser lijadas y restauradas varias veces a lo largo de su vida útil.

    Las tarimas macizas de madera ofrecen una estética natural y cálida, además de proporcionar un excelente aislamiento térmico y acústico.

    Es importante tener en cuenta que la instalación de este tipo de suelo puede ser más laboriosa y costosa en comparación con suelos laminados o flotantes, ya que generalmente requieren ser clavados a rastrel, y suelen necesitar un nivel de planeación y cuidado en su mantenimiento para preservar su belleza y durabilidad.

     

    La madera de jatoba  es una madera dura y resistente originaria de América Latina, principalmente de países como Brasil, México, Colombia y Venezuela. Presenta una serie de características que la hacen muy valiosa en la industria de la construcción y la carpintería:

    1. Dureza y durabilidad: La jatoba es conocido por su alta dureza y resistencia. Es una madera extremadamente robusta y resistente a la abrasión, lo que la hace adecuada para aplicaciones que requieren durabilidad y resistencia a los impactos.
    2. Estabilidad dimensional: A pesar de ser una madera densa, el jatoba tiende a ser bastante estable dimensionalmente. Esto significa que tiene una menor tendencia a expandirse, contraerse o deformarse debido a cambios en la humedad o la temperatura.
    3. Color y apariencia: La jatoba tiene un color que varía desde un rojo marrón a un rojo anaranjado, a veces con vetas oscuras. Su grano puede ser recto o entrecruzado, lo que le da un aspecto distintivo y atractivo.
    4. Trabajabilidad: A pesar de su dureza, el jatoba se puede trabajar con herramientas manuales o eléctricas. Se puede cortar, cepillar, lijar y moldear, aunque su densidad puede hacer que el trabajo sea más exigente.
    5. Usos comunes: Debido a su resistencia y durabilidad, el jatoba se utiliza en una variedad de aplicaciones, incluyendo suelos, revestimientos, escaleras, muebles de alta calidad, ebanistería, e incluso en la construcción de instrumentos musicales.

     

    ¿Deseas información adicional? Rellena el formulario y te contestamos en el día:

      También te puede interesar