El Proceso de la Madera Termotratada: Innovación que Define el Futuro de la Construcción

 

El termotratamiento es un proceso que ha ganado reconocimiento en la industria de la madera por su capacidad para mejorar las propiedades físicas y mecánicas de este material de construcción milenario. En este artículo, exploraremos los principios básicos y los detalles técnicos del proceso de termotratamiento, comprendiendo cómo se transforma la madera y las mejoras que experimenta en el camino.

 

Principios Básicos del Termotratamiento:

El termotratamiento implica exponer la madera a temperaturas elevadas, generalmente entre 160°C y 260°C, en un entorno controlado con niveles de oxígeno limitados. Este proceso se realiza con el objetivo de alterar la composición química y la estructura interna de la madera.

 

Secado Inicial:

Antes de entrar en la etapa de termotratamiento propiamente dicha, la madera se somete a un secado inicial para eliminar la humedad. Esto evita que se produzcan tensiones y distorsiones durante el proceso térmico.

 

Cambio en la Composición Química:

A altas temperaturas, se producen reacciones químicas en la madera, incluyendo la descomposición de la lignina y la hemicelulosa. Estas transformaciones químicas son fundamentales para las mejoras estructurales que experimentará la madera.

 

Detalles Técnicos del Proceso:

Fases del Tratamiento:

 

Calentamiento: La madera se calienta gradualmente a temperaturas específicas según el tipo de madera y las propiedades deseadas.

Mantenimiento: Se mantiene la temperatura para permitir que las reacciones químicas tengan lugar. La duración de esta fase es crítica para determinar las características finales de la madera termotratada.

Enfriamiento: La madera se enfría lentamente para evitar tensiones internas.

 

Impacto en la Estructura de la Madera:

Reducción de la Higroscopicidad: La madera termotratada experimenta una disminución en su capacidad para absorber y liberar agua, reduciendo así la hinchazón y contracción asociada con los cambios de humedad.

Estabilidad Dimensional: La modificación estructural resultante del termotratamiento conduce a una mayor estabilidad dimensional, lo que significa que la madera es menos propensa a deformaciones y fisuras.

 

Mejoras en las Propiedades:

Resistencia: El proceso fortalece la madera, mejorando su resistencia a la compresión y a la flexión.

Durabilidad: La madera termotratada presenta una mayor resistencia a la descomposición biológica, mejorando su durabilidad en entornos desafiantes.